SARAMPIÓN




1. ANTECEDENTES

En 1994, durante la 24.ava Conferencia Sanitaria Panamericana, los ministros de Salud aprobaron la resolución en la que se establecía la meta para eliminar el sarampión de la Región de las Américas para el año 2000. La aprobación de la resolución se basaba en la reducción notable y rápida de los casos de sarampión demostrada por los países que habían promovido las estrategias de inmunización para la eliminación. La Región de las Américas alcanzó la meta de la eliminación del sarampión en noviembre del 2002, con el último caso de sarampión endémico ocurrido en Venezuela.

Bolivia ha implementado las estrategias recomendadas por la OPS/OMS para la eliminación del virus del sarampión y la rubéola (gráfico 1). Bolivia ha adoptado estas estrategias desde la década de los 90 y ha logrado la interrupción del virus endémico del sarampión desde el año 2000 y la rubéola desde el año 2006, gracias a su aplicación continua en las últimas dos décadas.




2. DESCRIPCIÓN CLÍNICA

El sarampión es una enfermedad eruptiva febril de carácter agudo y se transmite de persona a persona.




3. ASPECTOS CLINICOS

• La enfermedad comienza con fiebre alta, malestar, tos y flujo nasal. Suele estar acompañada de conjuntivitis y a veces es posible observar las manchas de Koplik que son puntiformes y grises sobre un área eritematosa en la mucosa oral. A medida que se aproxima el inicio del exantema pueden observarse lesiones que se describen como “sal espolvoreada en un fondo rojo”.

• En todo el periodo febril está presente una tos seca e improductiva que dura de 2 a 4 semanas y a menudo es el último síntoma en desaparecer. Aunque al principio no hay exantema, el paciente está diseminando el virus y contagiando a otras personas.

• Es común una linfadenopatía en los niños pequeños, mientras que los de mayor edad generalmente se quejan de fotofobia y a veces de artralgia.

• El exantema inicia de dos a cuatro días después de los síntomas prodrómicos y dura de 3 a 7 días. Se caracteriza por grandes manchas rojas tipo maculopapular, no vesicular, que se inicia en la cara, generalmente detrás de las orejas y se extiende por todo el rostro, tronco y llega a los pies en 2 o 3 días. No afecta palmas de manos ni planta de los pies. La erupción termina en descamación furfurácea. Con el inicio de la erupción la fiebre tiende a disminuir.




4. DESCRIPCION EPIDEMIOLOGICA

Agente etiológico. Es el virus del sarampión que pertenece a la familia Paramyxoviridae, genero Morbillivirus.

Fuente y reservorio. El ser humano es el único huésped natural del virus de sarampión.

Modo de transmisión. Es de persona a persona, a través de las secreciones de la nariz y garganta expulsadas por la tos al hablar, al estornudar o simplemente con la respiración de la persona enferma. Las gotitas de saliva suspendidas en el aire que entran en contacto con las vías respiratorias aéreas y/o conjuntivas de las personas pueden ocasionar brotes en sitios con hacinamiento de personas.

Tiempo de incubación. Aproximadamente de 10 a 12 días, desde la exposición hasta el inicio de fiebre y otros síntomas y de 14 días desde la exposición hasta el inicio del exantema, con un rango de 7 a 18 días.

Transmisibilidad. La enfermedad es muy contagiosa ya que puede transmitirse de una persona a otra entre los 4 días antes y 4 días después del inicio de la erupción. Luego va disminuyendo su capacidad de contagio hasta que desaparece después del cuarto día de erupción. El sarampión es una de las enfermedades más contagiosas que existe, con tasas de ataque entre los contactos cercanos susceptibles de 75% a 90%.

Susceptibilidad. Es universal para las personas que no han sido inmunizadas o no han tenido contacto con el virus salvaje del sarampión

Inmunidad. Se obtiene a través de la infección por el virus salvaje (enfermedad) y mediante el virus vacunal (vacuna que contenga el antígeno contra sarampión como S, SR y SRP); la inmunidad adquirida con la enfermedad es permanente. La vacunación en niños de 12 a 23 meses produce la inmunidad en el 95% de niños vacunados. Por esta razón se recomienda una segunda dosis de refuerzo a los 4 años que puede ser ofrecida en el programa regular o durante campañas de seguimiento.




5. DIAGNOSTICO

El método diagnóstico usado para confirmar la infección incluye el análisis serológico (ELISA IgM / IgG), aislamiento viral y biología molecular (PCR). El estudio serológico se refiere a la demostración de la presencia de anticuerpos que se han adquirido como resultado de la infección.

Para ello se deben tomar muestras dentro de los primeros 28 días después de iniciada la erupción máculopapular. El virus del sarampión puede ser aislado de nasofaringe y orina en los primeros cinco días del inicio de la erupción.




6. MEDIDAS DE TRATAMIENTO, CONTROL Y PREVENCIÓN

Tratamiento. No existe tratamiento específico para el sarampión. Sin embargo, se ha comprobado que la administración de Vitamina «A» a los niños y niñas que padecen sarampión disminuye la gravedad de la enfermedad, así como su tasa de letalidad. Por esta razón se recomienda administrar esta vitamina a todo menor con diagnóstico de sarampión.

En niños mayores de 1 año se deben administrar 200.000 UI y en niños de 6 a 12 meses 100.000 UI. El tratamiento está dirigido a medidas para aliviar síntomas como la fiebre con antipiréticos tipo acetaminofén, el cual se administra de acuerdo al peso y edad. Es necesario el reposo y aislamiento de otras personas susceptibles a la enfermedad por no estar vacunadas y/o no haber sufrido la enfermedad anteriormente.




Programa Ampliado de Inmunizacion (PAI Nacional): Calle Capitan Ravelo Numero 2199. Zona Sopocachi. La Paz - Bolivia.
Telefonos: (591) 2 2442473  -  (591) 2 2124283 -

La Paz: 2-2441749 Cochabamba: 4-4221889 Santa Cruz: 3-3636600
Oruro: 2-5277001 Potosi: 2-6225559 Chuquisaca: 4-6454891
Pando: 3-8422326 Beni: 3-4622818 Tarija: 4-6643266