DESARROLLO DE LA VIGILANCIA EPIDEMIOLOGICA



La vigilancia epidemiológica es un componente imprescindible del Programa Ampliado de Inmunización para el control de las enfermedades inmunoprevenibles, y debe ser ejecutada sin excepción, por todos los niveles de la estructura organizativa del sistema de salud, que incluye a la comunidad y otros actores sociales. Su implementación y análisis debe ser responsabilidad de todo el personal de salud para una toma de decisiones consensuada y adecuada.


Son innegables los beneficios que se obtienen al desarrollar y ejecutar un sistema de vigilancia adecuado, permanente y sencillo. A continuación enunciaremos algunos de ellos:


a. Nos permite estimar, medir o calcular la magnitud de un problema de salud con el análisis descriptivo de las variables básicas de lugar, tiempo y persona; esto nos ayuda, entre otras cosas, a priorizar las acciones para la toma de decisiones. Las variables básicas a estudiar son:
• El número de casos.
• El grupo de edad más afectado.
• El lugar donde está ocurriendo los casos.
• En qué momento están ocurriendo los casos.

b. Podemos establecer el comportamiento o la historia natural de la enfermedad e identificar si existe un patrón de estacionalidad de acuerdo a la ocurrencia de casos por semanas epidemiológicas.

c. Podemos establecer si los casos corresponden a un brote epidémico o si son casos endémicos, además de establecer si son casos autóctonos o importados desde otro país o región del mundo.

d. Nos ayuda a documentar la distribución y/o propagación de un fenómeno de salud, como parte del cumplimiento del Reglamento Sanitario Internacional (RSI).

e. Nos permite identificar el agente patógeno que está provocando la enfermedad, a través del diagnóstico de laboratorio para tomar las medidas de control adecuadas.

f. Nos permite clasificar los casos sospechosos mediante el uso de las definiciones de caso establecidas en este protocolo. La clasificación final es obligatoria para confirmar o descartar por laboratorio, clínica o nexo epidemiológico.

g. La vigilancia epidemiológica nos debe permitir verificar el impacto de las acciones de control. Si comprobamos que las intervenciones no han sido exitosas, debemos cambiar de estrategia.

h. La vigilancia permanente nos permite darnos cuenta del cambio en las características clínicas y epidemiológicas. Lo que hoy es una buena definición de caso, al poco tiempo puede quedar desactualizada en el contexto de la sensibilidad y/o la especificidad que se necesite, en función de los cambios detectados.





Programa Ampliado de Inmunizacion (PAI Nacional): Calle Capitan Ravelo Numero 2199. Zona Sopocachi. La Paz - Bolivia.
Telefonos: (591) 2 2442473  -  (591) 2 2124283 -

La Paz: 2-2441749 Cochabamba: 4-4221889 Santa Cruz: 3-3636600
Oruro: 2-5277001 Potosi: 2-6225559 Chuquisaca: 4-6454891
Pando: 3-8422326 Beni: 3-4622818 Tarija: 4-6643266